lunes, 15 de octubre de 2007

CASOS CLÍNICOS EN PATOLOGÍA: metaplasia intestinal

Adenocarcinoma de células claras

Tipo de tumor poco común, generalmente de las vías genitales femeninas, en el cual el interior de las células parece vacío cuando se las observa bajo un microscopio. También se llama carcinoma de células claras y mesonefroma.


adenoma tubulovelloso

Tipo de pólipo que crece en el colon y otros lugares del tubo digestivo y, a veces, en otras partes del cuerpo. Estos adenomas pueden convertirse en malignos (cancerosos).



El cérvix
El cérvix o cuello uterino es la parte inferior, estrecha, del útero. El útero es un órgano hueco, en forma de pera, que está ubicado en la parte baja del abdomen de la mujer, entre la vejiga y el recto. El cérvix forma un canal que desemboca en la vagina, la cual conduce al exterior del cuerpo.
• Los tumores malignos son cancerosos. Las células cancerosas pueden invadir y dañar tejidos y órganos que estén cerca del tumor. Las células cancerosas pueden también desprenderse de un tumor maligno y entrar en el torrente de la sangre o en el sistema linfático. Así es como el cáncer de cérvix puede diseminarse a otras partes del cuerpo, como a los ganglios linfáticos, al recto, a la vejiga, a los huesos de la columna vertebral o a los pulmones. Cuando el cáncer se disemina, se le llama metástasis.
El cáncer del cuello uterino también se conoce como cáncer cervical. Como sucede con la mayoría de los cánceres, se les da el nombre por la parte del cuerpo en donde empiezan. Los cánceres de cérvix o cuello del útero también se llaman de acuerdo al tipo de células en donde empezaron. La mayoría de los cánceres del cuello del útero son carcinomas de células escamosas. Las células escamosas son delgadas, planas, y forman la superficie del cuello uterino.
Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, el tumor nuevo tiene la misma clase de células anormales y el mismo nombre que el cáncer original (primario). Por ejemplo, si el cáncer cervical se disemina a los huesos, las células cancerosas en los huesos son células cancerosas del cérvix. La enfermedad se llama cáncer cervical metastático (no es cáncer óseo).
NOTA: El cáncer de cérvix o cuello uterino es diferente del cáncer que empieza en otras partes del útero y requiere un tratamiento diferente. El tipo más común de cáncer de útero empieza en el endometrio, el revestimiento de este órgano (matriz).
Lo que reserva el futuro
Las perspectivas para mujeres con cambios precancerosos o cáncer muy precoz de cérvix son excelentes; casi todas las pacientes con estas condiciones se pueden curar. Los investigadores continúan la búsqueda de formas nuevas y mejores de tratar el cáncer cervical invasor.
Las pacientes y sus familias se preocupan naturalmente por lo que el futuro reserva para ellas. Algunas veces las pacientes usan estadísticas para tratar de calcular su probabilidad de curación. Es importante recordar, sin embargo, que las estadísticas son promedios basados en un gran número de pacientes. No se pueden usar para predecir lo que sucederá a una mujer en particular, porque no hay dos pacientes iguales; los tratamientos y las respuestas a ellos varían considerablemente. El médico que atiende a la paciente y sabe su historial médico está en mejor posición para hablar con ella sobre sus posibilidades de recuperación (pronóstico).
Los médicos hablan con frecuencia de sobrevivir al cáncer o usan el término remisión más bien que curación. Aunque muchas mujeres con cáncer de cérvix se recuperan completamente, los médicos usan estos términos porque la enfermedad puede recurrir. (El regreso del cáncer se conoce como una recurrencia).